domingo, diciembre 04, 2016

Zihuatanejo Sí Le Compete Sr. Presidente Municipal

Si no fuera suficientemente mal que el gobierno municipal de Zihuatanejo encabezado por el Lic. Gustavo García Bello hace caso omiso a las leyes del Bando de Policía y Buen Gobierno y en su defecto permite la operación de más de 60 bares en el primer cuadro del Centro, muchos en flagrante violación de numerosas leyes, muchos operando hasta las 6:00 de la mañana, bares ruidosos que no dejan dormir a la gente decente y trabajadora y mucho menos a los turistas quienes la mayoría ya ni se molestan a hospedarse en el Centro como solían hacer, el ayuntamiento también hace caso omiso a sus deberes de proporcionar cualquier semblanza de seguridad pública, dejando que los clientes borrachos y drogados de estos bares cometen toda clase de delito, fechoría y daño a terceros a su gusto sin ninguna consecuencia, molestia o inconveniente.

Por la segunda vez en menos de 2 meses un vehículo aparentemente conducido por una persona borracha y/o drogada chocó con mi automóvil. Acabo de gastar casi 10 mil pesos en repararlo con mucho sacrificio, pero esta madrugada de nuevo fue fuertemente golpeado casi en el mismo lugar. De por si los escándalos de los borrachos en las calles y el ruido de los numerosos bares cercanos no nos permite dormir sin múltiples interrupciones, perjudicando nuestra salud. Ahora por la falta de vigilancia y la falta de la sencilla aplicación de las leyes, el patrimonio de mi familia sufre de nuevo un golpe fuerte.

Como contribuyente, padre de familia y ciudadano responsable no puedo quedarme con los brazos cruzados. No puedo quedarme callado. El culpable tiene nombre y apellido, y es el presidente municipal de Zihuatanejo como el encabezado de respetar, hacer respetar y aplicar las leyes del municipio. Lejos de cumplir con su deber, le hace caso omiso con el inválido pretexto que no le compete, como me respondió hace unos meses. El resultado es un pueblo sin ley, sin seguridad pública, y con policías que cobran sin trabajar ya que casi no salen de sus cuarteles y mucho menos hacen rondines a pie en el Centro donde se encuentran la mayoría de los comercios establecidos incluyendo los bares.

Sí pasan los militares y policías estatales adscritos a la BOMUS en sus vehículos con poca frecuencia, pero ellos ignoran las leyes municipales o de tránsito, y no las aplican. No hacen nada para callar los bares ruidosos, asegurar que cierren a la hora que marca la ley, y muchos menos detienen a los conductores borrachos.

Yo culpo al presidente municipal por la falta de hacer lo que marca la ley para que Zihuatanejo tenga orden, paz y tranquilidad. Yo culpo al presidente municipal por andar en campaña en lugar de estar haciendo estrategias para combatir la delincuencia. Yo culpo al presidente municipal por ignorar una y otra vez los numerosos y repetidos reclamos de los ciudadanos sobre este mismo tema de los bares y los borrachos y la ausencia de seguridad pública municipal en las calles del Centro sobre todo en las noches y los fines de semana.

Si la policía municipal no va a trabajar como es su deber, que los despidan y ahorrar el dinero. No es justo que el presidente municipal los dejan en sus cuarteles mientras el pueblo teme por su seguridad y su integridad física, mientras personas honestas y trabajadoras sufrimos una y otra vez las consecuencias de las fallidas políticas del presidente municipal.

Sí le compete. Le compete por seguir firmando y expidiendo los permisos para los bares, ignorando los reclamos múltiples e históricos de los ciudadanos vecinos. (BPBG Título 9° Cap. XII Art. 284).

Sí le compete. Le compete por hacer caso omiso a las leyes que juró respetar y hacer respetar como son los siguientes del Bando de Policía y Buen Gobierno que tratan de las operaciones y las afectaciones a terceros de los bares y los lugares que venden bebidas alcohólicas: Título 16° Cap. I Art. 402, 403, 405, 407, 409, 411, 413 entre otros.

Sí le compete. Le compete por tener amplio conocimiento del problema pero no actuar en los intereses de la mayoría de la población sino hacer caso omiso a su deber y a su responsabilidad a nosotros. Lejos de informar al público que está trabajando en una estrategia para corregir las violaciones en flagrante de las leyes, parece andar en campaña regalando marranos y dádivas en las colonias populares y en los asentamientos irregulares. Está muy bien que atiende a las necesidades de los menos afortunados, pero no está bien ignorar las necesidades y los reclamos de personas cuyas patrimonios están perjudicados por sus propios actos de omisión a su deber.

El día 24 de agosto del año en curso el presidente municipal me nombró con otros ciudadanos para formar un Comité de Consulta y Participación Ciudadana en la Prevención del Delito. La prensa le sacó muchas fotos sonrientes del presidente municipal para su publicación, pero de que yo sepa no ha habido ninguna reunión desde entonces, posiblemente porque no hay nada más que recomendar aparte de que el presidente municipal aplique las leyes. ¿Qué caso tenemos haciendo recomendaciones cuando vemos que el presidente municipal está obviamente haciendo caso omiso a sus deberes de aplicar las leyes con respeto a la seguridad pública?

Ya no me doblo. No me quedo callado. Es hora de actuar. Es hora de denunciar. Es hora de obligar al presidente municipal a cumplir con su deber o renunciar.

Responsabilizo directamente al presidente municipal Lic. Gustavo García Bello por la integridad física de mi familia y yo y por cualquier afectación negativa a nuestro patrimonio.

sábado, febrero 20, 2016

Con el Perdón de Sor Juana


por Eduardo Morán C.

2 Febrero 2016 - Si le permitieran robarse varios millones de pesos con la certeza que no tendrá ninguna consecuencia legal para usted ¿Renunciaría a esa posibilidad? Es obvio que no, así que entonces ¿Porque nos molesta y hasta nos indigna que otros lo hagan?

Si vemos exclusivamente la molestia y desacuerdo que los Azuetenses expresan ante la evidente corrupción con que se han manejado históricamente los recursos públicos, uno pensaría que en general los ciudadanos de este municipio son característicamente honestos y procuran respetar las leyes. Por desgracia los hechos demuestran que su rechazo a la corrupción solo es de dientes pa'fuera, pues cada tres años renovamos completamente el cabildo y prácticamente a todos los funcionarios municipales de primer nivel, sin que ello acarree la mínima disminución de esta práctica.

Cabe señalar que nuestros ayuntamientos siempre han sido integrados mayoritariamente por ciudadanos comunes y corrientes, pues salvo los presidentes municipales, y a veces ni éstos, son políticos de tiempo completo. En general los regidores son opacos ciudadanos sin otro mérito que el de tener el patrocinio de un jerarca del partido que los propone, y los directores simplemente surgen de los amigos y compromisos electorales del presidente municipal en turno.

Siendo enorme la cantidad y variedad de ciudadanos que han formado parte de nuestros ayuntamientos, tenemos que concluir que la descomunal corrupción con que manejan los recursos públicos nuestros ayuntamientos, es el producto de conformar nuestras administraciones municipales con el típico ciudadano Azuetense. Ahora bien, como no tenemos de otro tipo, es una verdadera estupidez esperar que por obra y gracia del espíritu santo la corrupción disminuya. Esperar que del cielo baje una pléyade de probos funcionarios que no se roben un centavo en arca abierta, es digno de idiotas. De igual forma esperar que las instituciones encargadas de vigilar y sancionar las corruptelas lo hagan, me consta que es perder el tiempo. Por lo tanto la única salida que tenemos, digo si es que queremos disminuir el problema, es exigir la rendición detallada, fehaciente y oportuna de cuentas. Por desgracia para lograrlo, es necesario que todos hagamos un frente común, lo cual me parece que no está en el interés de la mayoría.

Hace tres años la pasada administración despotricó en contra de su anterior por lo abultado de la nómina que les dejaron y por el adeudo de 180 mdp que les heredaron, aún recuerdo a los regidores Aburto y Zabala rasgarse públicamente las vestiduras por ello, para después solapar asuntos como  las listas de raya fantasmas y la compra de vehículos depreciados que hoy esta administración sacó a la palestra. El problema, como ya lo he mencionado en otras ocasiones, es que estos casos son solo la punta de iceberg ¿Qué paso con el contrato de las 13 mil lámparas LED? ¿En qué terminó el asunto de las 50 mil licencias? ¿Por qué el gasto de combustibles se duplicó de un año a otro? ¿Por qué nadie nunca informó el costo del Paseo Bicentenario o el Parque Lineal (volúmenes y precios unitarios)? ¿Por qué no sabemos que bienes inmuebles, muebles, equipo, vehículos y maquinaria entregó ABA a EFB y éste a GGB? ¿Por qué ningún ciudadano militante de alguno de los 5 partidos que integran el cabildo, exige cuentas al regidor que propuso su partido?

Si en realidad los Azuetenses queremos disminuir la corrupción, y no solo pegar de gritos cuando no somos beneficiados por ella, tenemos que empezar por aceptar que ningún gobierno en ninguna parte del mundo funciona en base a que sus funcionarios actúen espontáneamente con honestidad. Ningún ciudadano cuerdo teniendo oportunidad de enriquecerse indebida e impunemente dejará de hacerlo. Así las cosas, el grado de corrupción que se da en nuestros gobiernos federal, estatal y municipal, no está determinado por la honestidad de las personas que los integran, sí no por el grado de ocultamiento con que pueden disponer de los recursos económicos que manejan.

Si ya sabemos quiénes somos y como actuamos en un puesto de gobierno. Si hemos visto hasta la saciedad el resultado de permitir que nuestros ayuntamientos no rindan cuentas, entonces qué esperamos para exigirlas. Ésta es la única forma de evitar que cada tres años nuestros funcionarios municipales dejen de exhibir las fortunas que tanto decimos que nos indignan, pero que, como lo hemos comprobado infinidad de veces en innumerables ciudadanos comunes y corrientes, no deja ni dejará de hacerse mientras todos nos hagamos guajes con la rendición de cuentas. Simplemente esperamos turno de entrarle a la rebatinga.

“Dan vuestros funcionarios a sus libertades alas, y después de hacerlos malos los queréis hallar muy buenos. ¿Pues, para qué os espantáis de la culpa que tenéis? Queredlos cual los hacéis o hacedlos cual los buscáis”. Con el perdón de Sor Juana.

Es Todo…

sábado, noviembre 14, 2015

Más Merecemos



por Eduardo Morán C.

14 Noviembre 2015 - ¡Vaya lío más interesante está resultando el asunto de la lista de raya! Sin bien el secretario particular del presidente después de la descomunal embarrada que le obsequió a la Constructora El Hujal, nos dice que siempre no, que todo fue un error por realizar juicios a priori, resulta que sus aclaraciones enredan más el asunto.

Si bien el secretario despercude a la empresa ensuciada a priori; a posteriori nos deja más pior de lo que estábamos, pues nos revela que el tema(?) ya lo “están viendo las instancias correspondientes” y que además “es un tema como muchos tantos en la administración”. Señor secretario: A priori (aclaro), debemos entender que el tema es ¿De quién carajos son las listas de raya? El presidente ya dijo que del ayuntamiento no son pues obras no está haciendo el “H”, y usted nos aclara que tampoco son de quien usted a priori creyó, así que entonces: ¿De quién Chon? dijo Chico Che.

Dado lo difícil que le está resultando al ayuntamiento dar con el incorpóreo patrón de los demandantes, el secretario del preciso precisó que el tema ya lo están viendo las instancias correspondientes, sin aclarar cuál es el tema y qué instancias lo está viendo ¿La Interpol? ¿El grupo internacional de expertos que busca a los 43 de Ayotzinapa? ¿El IMSS? ¿La Paca? o ¿Los Caza Fantasmas? No conforme con enredar más la madeja, el señor secretario nos avienta una información que eriza los pelos al más tranquilo, pues de ser este “un tema como muchos tantos en la administración” entonces a priori (aclaro) uno se pregunta ¿Pues cuántas listas de raya más hay? ¿Cuántos ignotos patrones más son financiados con recursos públicos? ¿Es éste solo uno de los muchos pagos se hacen ignorando la razón de ellos? Señor Arzeta Serna: Con todo respeto pero ¡Vaya manera tiene usted de aclarar a posteriori su a priori metida de pata!

Dado que encontrar desaparecidos a todos nos consta que no es precisamente una característica que distinga a las instancias correspondientes, le recomiendo al secretario del presidente, a éste y a los regidores que les interese aclarar el asunto (si es que hay alguno), que nos permitan a los ciudadanos echarles la mano, hagan de nuestro conocimiento quienes son los trabajadores, en cuáles obras dicen que trabajaron, qué puestos tenían y cuánto ganaban, seguramente alguien habrá visto o conocerá al esquivo patrón que nadie del ayuntamiento puede localizar. Y ya que mencioné a nuestros inútiles regidores, pues están igual de escondidos que el fantasmal patrón de marras, aprovecho para exigirles que ellos también dejen de cobrar su sueldo a un patrón para el cual no trabajan, pues su nula intervención en este asunto demuestra que para los ciudadanos no lo hacen. Quizás por eso no han abierto la boca ¡Se morderían la lengua!

Ante lo turbio del asunto, conocer ahora a quienes y por qué trabajos el ayuntamiento pagó $22'883,970.22 a personal eventual el año pasado, resulta por demás importante. Cómo aceptar ahora sin sospechar algo truculento, que el rubro de reparación y mantenimiento de equipo de transporte haya pasado de $658,725.58 presupuestado en 2014 a los $4'758,721.01 que se gastaron. Dejo hasta ahí las interrogantes porque sería interminable relatar todas las que surgen ahora con el caso de la lista de raya huérfana, no sin antes pedir a la partida de espurios trabajadores que tenemos en el cabildo que nos digan ¿En qué se presupuestó gastar los casi 500 mdp que ejerce este año el ayuntamiento y cuánto y en qué realmente se han gastado? Algo que me consta que el gobierno que dice ser “El cambio que Decidí” no está dispuesto a informarme, lo cual tiene sentido ya que un solo tarugo lo solicita y como la unidad de transparencia local y el ITAIG son tan inútiles como la carabina de Ambrosio, algo tan simple como encontrar un patrón o ubicar una obra se convierten en misterios insondables.

Señores y señoras estamos viendo como nuestro ayuntamiento es demandado para que pague listas de raya que ignora a qué obra corresponden y cuál es la empresa o patrón que las realizó y seguimos en Babia. ¿Cómo carajos vamos a evitar que al municipio se lo lleve la chicana si permanecemos callados, desunidos e indiferentes ante esta más que evidente tranza entre un etéreo patrón o empresa y funcionarios municipales? Resulta por demás ridículo que en días pasados, un líder de taxistas se haya quejado de los baches que tenemos y no pregunte absolutamente nada sobre la misteriosa lista de raya. ¿Acaso no se da cuenta que los baches existen precisamente porque él no le exige al ayuntamiento que le informe con todo detalle en qué gasta cada uno de los centavos que maneja? ¡Por favor! ¿Qué no está viendo una de las cloacas por las que se fugan los recursos destinados a tapar los baches que tanto le incomodan?

En fin, es tan obvio que en este asunto hay cuche encerrado, tan evidente que las fortunas que exhiben nuestros funcionarios municipales son imposibles de adquirir solo con los sueldos que reciben, y sin embargo permanecemos callados, pegando de gritos solo cuando quedamos fuera de listas de raya como las que nos ocupa, que ningún sentido tiene que nos quejemos de lo jodidos que estamos ¡MÁS MERECEMOS!

Es Todo…

O La Bebemos o La Derramamos


por Eduardo Morán C.

11 Noviembre 2015 - Es tan irracional que un ayuntamiento pague las listas de raya de una empresa privada, que el asunto solo podía tomar el tinte grotesco que está tomando. Mientras por una parte el secretario particular del presidente menciona que ese personal laboraba para Constructora El Hujal, sin indicar quienes son, a qué obras se refieren los trabajos que se pretendían cobrar, puestos y sueldos que se devengaban, la directora de la constructora ofrece cómo prueba del infundio, que en sus nóminas no aparecen esos trabajadores, cuándo precisamente que no aparezcan es la acusación que está recibiendo la empresa.

Sea el ayuntamiento o la constructora quién está mintiendo, aclarar perfectamente este asunto acarreará beneficios a todos. Si el primero lo está haciendo solo tenemos más de lo mismo: funcionarios que actúan y deciden en función de sus intereses personales o de grupo, pero si quién miente es la empresa, entonces demostrarlo y además sancionar a los responsables establecerá un precedente tendiente a disminuir la enorme corrupción con que nuestros ayuntamientos han manejado los recursos públicos.

Ante la extraordinaria oportunidad que los trabajadores demandantes le brindaron al ayuntamiento de corregir un hecho que de ser cierto no tendría calificativo, resulta inexplicable que los regidores del PRD dejen morir solo al presidente municipal en un asunto tan importante. Cómo entender que hace unos días la regidora Jiménez Rumbo declaró que la dirección y la regiduría de obras públicas se las “dio” el presidente a Jorge Sánchez (http://www.despertardelacosta.info/news/prd-municipal-parapeto-del-alcalde-acusa-jimenez-rumbo/) y hoy que el presidente toma medidas en contra de su supuesto beneficiado, permanece como los monos Mizaru, Kikazaru e Iwazaru (no veo, no oigo, y no hablo). Lo trágico del asunto es que habiendo regidores de 5 partidos distintos en este cabildo, todos permanecen igual. ¿De quién son lacayos nuestros regidores: del presidente o de la empresa? Lo pregunto porque su silencio en está grave acusación beneficia a alguno de los dos. Señores del cabildo: quienes pagan sus sueldos son los ciudadanos, están en el ayuntamiento para servirles no para ser viles lame…ntables siervos de alguien.

Por otra parte, me resulta desalentador que los colegios de ingenieros y arquitectos de la localidad se mantengan al margen del asunto, gente estimada y valiosa cuyas acciones fueron fundamentales para cancelar el plan de desarrollo urbano promovido por el cabildo anterior, a los que su actividad les permite tener información de primera mano y a los que aclarar el asunto les permitirá no estar sujetos a los caprichos de los funcionarios o a una competencia desleal, hoy inexplicablemente permanecen indiferentes ante lo que constituye una acción sin precedentes del presidente o un infundio monumental en contra de la principal empresa de su actividad. Otra oportunidad como ésta para corregir los problemas derivados del abuso de nuestras autoridades o la corrupción no tendremos en mucho tiempo. ¡Vamos, sus opiniones y experiencias ayudarían muchísimo a esclarecer el asunto! Por favor no permanezcan indiferentes ante un evento que puede resultar trascendental para todos. Échenos y échense la mano, nada podemos perder, aclarar totalmente este asunto será benéfico para todos iniciando por ustedes.

Si bien no es la primera vez que estamos ante un evento de esta naturaleza, pues recordemos que Joaquín González presentó pruebas contundentes sobre hechos muy turbios que Campos Aburto nunca pudo aclarar, por primera vez ocasión una administración municipal acusa públicamente de corrupta a una empresa ligada con el ayuntamiento anterior, que su directora lo niegue son ganas de vernos a todos la cara de idiotas, lo que nada abona a su causa. Falta ver si lo que tenemos es una medida tendiente a aminorar el grado de cinismo y corrupción que hemos alcanzado o es solo un soplamocos público pa'que no jorobe más de la cuenta el autor del desaguisado y deje de pasarse de lanza. Ojalá el asunto se aclare.

Lo cierto es que gracias a lo que puede resultar un descaro de los demandantes de sueldo, o una inesperada, contundente y plausible reacción de don Gustavo, ahora “O la bebemos o la derramamos” pero algo bueno tenemos que sacar del embrollo. Sería imperdonable que no lo hiciéramos así.

Es Todo…

Así No

Ni un centavo gastado en mantenimiento del Paseo del Pescador durante la administración de Eric Fernández.

por Eduardo Morán C.

7 Noviembre 2015 - El nivel de impunidad que hemos alcanzado y el considerar que la corrupción es una práctica válida, cotidiana, reconocida socialmente y hasta premiada política y económicamente, es lo único que puede explicar que 50 empleados de una constructora privada hicieran pública su demanda de pago de sueldos al ayuntamiento. Si bien es de aplaudir la negativa del presidente municipal a seguir financiando con recursos públicos a una empresa privada, hay que mencionar que ninguno de nuestros flamantes, distinguidos, variopintos y conspicuos regidores ha dicho media palabra sobre el fétido asunto.

¿Por qué nuestro regidor de obras públicas no ha informado a sus electores algo sobre esta tranza? ¿Por qué nuestra regidora de hacienda no ha informado sobre el tiempo y los montos que estos individuos cobraron en la pasada administración? ¿No hay en este cabildo un solo integrante que demande y promueva un castigo para el o los responsables del evidente desvío de recursos públicos? ¿Por qué ningún regidor de oposición aclara con lujo de detalles el pestilente asunto? ¿Esta tranza es una más que dejará pasar impune la ex-diputada y nuevamente regidora Jiménez Rumbo? ¿Es dejando impune o sin aclarar debidamente este asunto como queremos salir del pozo en que estamos? ¿Hasta cuándo la tranza, el abuso, el saqueo evidente de los recursos públicos tendrá costo para quienes los cometan? Si todos estamos conscientes que esto es solo una fracción de la punta del iceberg, me resulta incomprensible la pasividad e indiferencia de los grupos organizados ante el asunto.

Parecerá que traigo algo personal contra Cristóbal Aburto, pero nada más alejado a la realidad, lo que sucede es que él fue parte del cabildo anterior y hoy está encargado de atender las solicitudes de información que presentemos los ciudadanos, por lo que es inaceptable que no tenga la gentileza de informarnos cómo y por qué pudo ocurrir una estafa como la que hoy, a pesar del cómplice silencio del pasado y presente cabildo se está ventilando. ¿Nadie sabía del hecho, ni el presidente anterior, ni el tesorero, ni el encargado de recursos humanos, ni el director de obras públicas, ni el regidor del ramo? ¡Por dios, pues qué clase de estúpidos creen nuestras autoridades que somos! Pero bueno, ante nuestra patética indolencia quizás se hayan quedado cortos.

Señores hoteleros, restauranteros, transportistas, comerciantes, empresarios, medios, ONG's y ciudadanos de a pié, sí no hacemos un frente común demandando que se aclare este asunto y otros que segura y evidentemente ocurrieron, pero sobre todo, sí no logramos que se castigue a los responsables de ellos, es imposible que no sigan ocurriendo.

¿Por qué nos resulta tan difícil entender que mientras no tenga costo la tranza, no hay forma, incentivo o razón para que dejemos de hacerlas?

Es Todo…